Menú Cerrar

Importancia del agua para bovinos en  pastoreo

◗Un tema que requiere mucha atención

Ing. Gregorio Cabrera Bernat, AGROINVIC (servicios técnicos) agroinvic@gmail.com

 El correcto abastecimiento de agua para bovinos, en régimen de pastoreo, es esencial para la obtención de resultados económicos exitosos en un rancho dedicado a la producción de leche o carne. Una frase  zootécnica de gran valor advierte que “no hay pasto bueno con agua mala”. Para todas las especies de animales superiores, incluso los humanos, el agua es el segundo alimento más importante después del aire, de lo cual no podemos privarnos más  que por minutos. Tomar agua de calidad es un derecho de los animales zootécnicos y una obligación del criador.

A pesar de la reconocida importancia, esencialidad en el metabolismo y la salud animal, los ganaderos deberían brindarle mucho más atención a este tema. En general, se recomienda hacernos la sencilla pregunta de si sus animales se abastecen diariamente del precioso líquido en cantidades correctas y si es de calidad deseable. Si la respuesta es negativa, aunque sea parcialmente, no se eximirán de perjuicios económicos. Es común entre los productores constatar un problema y demorar mucho para actuar sobre las causas de las anomalías. El abastecimiento de agua es una de las más elocuentes pruebas de la veracidad de esto. Si se descuidan del agua para sus animales, es fácil imaginar que también estarán afectados los demás sectores menos importantes, que son partes integrales del gran proceso productivo en curso, en el interior de los ranchos. Los tratados de zootecnia y producción animal, muchos de ellos con cientos de páginas, no le dedican al tema más que algunas palabras de cortesía.

Según Teixeira (2001), una reducción del 50% en las necesidades diarias de los bovinos, disminuirá:

  1. El consumo voluntario de pasto verde en 27%.
  2. La ganancia de peso en hasta 50%.
  3. El índice de conversión alimenticia en 33%.

El agua requerida por los bovinos proviene de tres fuentes principales:

  1. La contenida en los alimentos o sobre esos.
  2. La de bebida.
  3. La metabólica, producida por la oxidación de los nutrientes de la dieta.

Las funciones del agua en el organismo animal son:

  1. Eliminar productos residuales de la digestión y metabolismo, vía urinaria y heces.
  2. Regular la presión osmótica de la sangre.
  3. Participar en secreciones corporales (leche, saliva, fluidos digestivos y otros).
  4. Regular la temperatura corporal a través de la evaporación vía respiración y piel.

 

 

Con fundamento en estas informaciones, es muy difícil evaluar pérdidas de producto animal o desempeño reproductivo, cuando se le impone a los bovinos regímenes de restricción de agua. A partir de temperaturas superiores a 25ºC, los bovinos de razas cebuinas demandan 4,5 L de agua por kilogramo de materia seca (MS) ingerida. La privación de agua por 36-96 horas, causa una caída brusca del consumo de alimento, con disminución de 74% en la producción lechera de las vacas y de hasta 14% del peso vivo del animal. Una pérdida de 10-20%, puede causarle la muerte. A partir de 36 horas de absoluta restricción de consumo de agua, ya se pueden tener muertes en bovinos. Se estima que en 96 horas en esta condición, todos los animales de un lote ya estarían muertos.

La humedad de los alimentos puede oscilar desde menos de 6% en los concentrados, hasta 80% o más en los pastos verdes y jugosos. El heno contiene de 8-15% de humedad y los ensilajes de 67 a 65%.

Fuera de esos horarios, pocos animales se deciden a tomar agua, aunque dispongan de bebederos en el potrero. Eso está relacionado con la preferencia de los bovinos por agua tibia. El agua, fría o helada, funciona como bacteriostática y la digestión se procesa con lentitud, por obligar al animal a un gasto de energía suplementaria para calentarla internamente hasta una temperatura propicia a la retomada de la actividad de las bacterias. Además, se debe considerar que los bovinos no son provistos de esmalte en los dientes.

 Los bovinos, tanto  en regiones de clima tropical como subtropical y templado, se abastecen de agua en las horas más calientes del día, o sea, entre 10-15 horas.

importancia del agua

Los animales toman mejor el agua en tanques-bebederos que en represas, zanjas o ríos. Eso se debe a la posibilidad que tienen los animales dominantes de entrar en el agua y permanecer por tiempo prolongado, en especial en los días calurosos, con temperatura igual o superior a 25ºC. En ese rato, a veces más de media hora, casi siempre orinan en el agua, tornándola intragable para los atrasados. Otro dicho campirano dice que “el buey flojo toma agua sucia”, pero lo correcto será decir: “buey dominado toma agua sucia”. No es un caso de apatía del animal perjudicado, sino de dominancia a la cual se encuentra sometido. Los dominantes son animales tiránicos y muy poco condescendientes con sus colegas.

En bebederos y agua canalizada, los dominantes, impedidos de ingresar en el tanque, se sirven de una a tres veces, se detienen un ratito alrededor de la borda y luego se retiran. Abren de esa manera, a todos y a cada uno de sus compañeros, la oportunidad del sagrado derecho de saciar la sed. Una constante es que siempre hay animales en las proximidades de la fuente de agua. Con la intención de abreviar la estancia de los dominadores, se recomienda colocar piedras sueltas en el área circundante del bebedero, que son inconfortables a sus pezuñas. De este modo, beben y salen enseguida y todos abordan al bebedero. El borde del bebedero no debe superar la altura de 50 cm y debe ser protegido contra la entrada de los animales en el recipiente. Una medida buena en el caso de ganado de carne, en lotes grandes y con permanencia de cuatro horas en el abrevadero, es observar una disposición de 30 cm lineales de borde de bebedero, para cada 10 animales del lote. Para ganado lechero, hay que calcular la dimensión del mismo al tamaño del lote. En hatos grandes (más de 100 vacas en lactancia), podrá valer la recomendación de 30 cm de borde de bebedero para cada 10 cabezas. En hatos pequeños, entretanto, esta recomendación no es válida y es del todo conveniente como mínimo de 2 metros lineales de borde. En función de que el abastecimiento de agua es punto crítico para la producción lechera, el productor que superdimensione no incurrirá en falla alguna, al contario, será mejor.

La situación económico-financiera del productor determinará cuál de las alternativas es más conveniente para que los animales sean correctamente provistos de agua y puedan cumplir con los parámetros productivos a los que se les está programando. Los animales, por su parte, no quieren saber de conjeturas de esa naturaleza, exigen agua abundante y de calidad o no producirán. Es nuestra obligación satisfacerlos totalmente.

579 tomando agua

 

Un abrevadero o un área social

En México, el término abrevadero ayudará para definir con precisión las providencias paralelas, que se deben adoptar para un correcto abastecimiento de agua a los animales de pastoreo.

Definición de abrevadero

Un abrevadero o área social es un potrero, situado lo más centralmente posible con relación a las demás áreas de determinado sector de pastos.

En ésta área, se instala un bebedero y un recipiente, en general de madera, donde los animales se servirán de mezcla mineral. En este mismo potrero es muy conveniente que los animales dispongan de una serie  de árboles con buena sombra, bajo el cual se abrigarán en las horas de temperatura más elevada para mitigar el calor. En el interior de la arbolada disfrutarán de una temperatura más amena, 5-8ºC, menor que la observada a pleno sol. La sombra es más importante que el agua para disipar el calor corporal de los bovinos, que en gran parte de los ranchos ubicados en las regiones tropicales o ecuatoriales, padece de estrés calórico e hipertermia, por los largos ratos de exposición a los rayos solares. Bajo árboles, la sensación térmica agradable es percibida aun más intensamente por el cuerpo del animal, por no sufrir éste la incidencia de los rayos solares. Si se afirma que no hay pasto bueno con agua mala, no puede haber buena agua con falta de sombra para los bovinos. El tema del agua está íntimamente asociado con el de la sombra en los ranchos, en las que el resultado económico es el criterio más importante de eficiencia, pero no es, ni puede ser el único. El bienestar animal cobra creciente importancia en la zootecnia moderna.

Adoptar para un correcto abastecimiento de agua de un abrevadero o área social en un potrero, situado lo más centralmente posible con relación a las demás áreas de determinado sector de pastos.

Las preguntas que con más insistencia se formulan acerca del tema del abastecimiento de agua son:

–              ¿Se deben conducir los animales diariamente a los abrevaderos o áreas sociales?

–              ¿Se les debe facilitar libre acceso a los animales al área donde se encuentra el bebedero, de modo que busquen agua cuando así lo deseen?

–              ¿Deben tener agua todos los potreros?

Reconozco que el tema no es un punto fácil. Todo lo que se diga encontrará de inmediato adeptos o adversarios. Apoyado en mis prácticas y vivencias de campo, que alíneo y comento a seguir, recomiendo siempre en primera opción:

Con la conducción de los animales a los aguajes, en el horario preferencial de 8-17 horas, la demanda de inversiones, considerando el montaje del proyecto como un todo, es de 35-45 dlls /ha, contra 120-150 dlls/ha requeridas por el sistema de agua en todos los potreros. El agua en todos los potreros es un lujo que muy pocos productores pueden darse. Sin embargo en algunas etapas de producción el retorno de la inversión si justifica el tener en cada potrero agua de calidad disponible para que consuma el ganado en sus horas de pastoreo 4pm a 8 am. Podemos mencionar vacas en lecheras en producción, animales en ganancia de peso, ( engorda o recría).

En el sistema de libre acceso, los bovinos toman el rumbo del bebedero y, después de servirse de agua, emprenden la vuelta al potrero de donde han salido. Los dominados igualmente se dirigen al bebedero, pero con lenta velocidad de desplazamiento. En este trayecto, se encuentran con los dominadores en su marcha de regreso. Como la tendencia de los dominados es seguir las actitudes de los dominantes, dan media vuelta al potrero, sin haber alcanzado el objetivo de tomar agua. No toman el agua que necesitan y son visiblemente perjudicados. En los sistemas de conducción, los bovinos son encaminados al sitio donde está el bebedero y la sal, y allí son encerrados. Los dominadores, como siempre, se sirven primero, se quedan un rato en el borde del bebedero y enseguida salen. Los animales de la mediana jerarquía social, o sea, ni los dominadores ni tampoco los totalmente dominados, por su turno, se sirven y luego se alejan de ahí. Todos los otros subgrupos, en orden decreciente de jerarquía, van teniendo la ocasión de tomar el agua que tanto necesitan para cumplir las funciones vitales y productivas. En el sistema de libre acceso, hay una pronunciada tendencia de deposición de deyecciones (bosta y orina) en los callejones, siendo un lugar impropio que no necesita de tanta fertilización como los potreros. El sistema de libre acceso tiene el gran atractivo de la facilidad, pero es más perjudicial.

  • En el método de conducción diaria, los animales irradian felicidad en el desplazamiento del potrero al bebedero, o de un potrero a otro, emoción que no exteriorizan en el libre acceso y aún menos en el caso de agua en todos los potreros. Guillermo Lebrón, voisinista paraguayo, ha constatado que los bovinos aprovechan esas caminatas para retozar, hacer pequeñas carreras. Los etólogos denominan a esa manifestación de comportamiento lúdico o juegos, importantísimos para disipar la energía concentrada, en especial en los animales jóvenes. Para evitar que los bovinos defequen en los callejones, es recomendable que el vaquero, antes de abrir la puerta e iniciar a moverlos, dé una vuelta en el potrero por unos 10 minutos, haciendo un gesto o emitiendo un sonido capaz de llamarles la atención. De esa manera, cerca del 95% de los animales van a defecar en ese mismo potrero y no en el callejón.

Muchos ganaderos comentan que es muy arriesgado dejar exclusivamente en manos humanas el abastecimiento de agua a los animales. Reconocen que es un proceso sencillo; sin embargo, tiene gran incidencia en los resultados técnicos y económicos que se persiguen en proyectos de Pastoreo Racional, de acuerdo con los enunciados de Voisin (1967).

Calidad del agua

Se dice que el agua debe ser limpia, fresca, libre de compuestos tóxicos y poseer bajos niveles de sólidos y de alcalinidad. Una concentración de 2% de NaCl (cloruro de sodio) es considerada tóxica para los animales.

Con frecuencia, se debe proceder a la limpieza de los bebederos para remoción de algas y de otros tipos de materia orgánica que confieren mal olor al agua y le reducen el ímpetu de consumo al animal. La temperatura debe ser considerada como uno de los principales atributos de la calidad del agua dado que los bovinos, positivamente, no son apreciadores de agua fría. Un indicativo de buena calidad del agua de bebida de los animales es el aspecto visual de las bostas, que deben ser voluminosas, húmedas, brandas, brillantes y no segmentadas. Bostas que se presentan poco voluminosas, secas, opacas, duras, cilíndricas son reflejo de una dieta de animales mal comidos o mal bebidos, ó ambos.

 

FullSizeRender

 

Vacas lecheras toman agua cinco veces al día

Las vacas lecheras producen un alimento humano que es constituido solo del 13% de materia seca (MS) y, por lo tanto, la demanda de agua es muy superior a los bovinos de carne. Vacas lecheras Holstein de 640 kg, en días calurosos y consumiendo pastos con tenores de MS alrededor de 23%, más ensilaje y concentrados, logran ingerir hasta 120 L de agua por día (19% del peso vivo). Hay registros en la literatura técnica de demanda de consumo de hasta 170 L/día para vacas Holstein de 630 kg, sometidas a temperaturas superiores a 30ºC. 

Las vacas abrevan enseguida del pastoreo de la mañana (posordeño), antes y después del mediodía; antes y después del ordeño matutino y vespertino. Los bovinos de razas de carne toman agua solo de las 8-14 horas, con muchos accesos al bebedero en este período.

¿Cuánta agua consume una vaca lechera?

El consumo de agua en sistemas de pastoreo por bovinos lecheros en litros/cabeza/día (L/C/D), en las condiciones de las regiones centrales de Brasil, con aceptable similitud a las imperantes en México, son ex-puestas en el Cuadro 1. Se supone que estas vacas, sean cruces de Holstein con Gyr, teniéndose en cuenta que las Holstein puras tienen mayor capacidad de ingestión de alimentos y agua.

Un buen indicador para consumo es prever un aporte de 4,5 L de agua por kg de MS para bovinos de razas de carne. Sin embargo, en días calu-rosos para vacas lecheras pesadas, Holstein de 600 kg o más, hay que garantizar consumos de 5,5 L/kg de MS ingerida.

 

Cuadro 1: Consumo de agua en sistemas de pastoreo por bovinos lecheros en litros/cabeza/día (L/C/D), en las condiciones de las regiones centrales de Brasil con aceptable similitud a las imperantes en México.

 

tabla 1 importancia agua  Conclusiones

El correcto abastecimiento de agua a los animales de interés zootécnico, es un propósito que deben perseguir todos los criadores, que deseen alcanzar expresivos resultados técnicos y económicos de sus fincas. Tomar agua en las cantidades y calidades requeridas para el perfecto funcionamiento de su organismo es un derecho de las especies criadas por el hombre o que viven en ambientes salvajes, de acuerdo con lo que reza la Declaración Universal de los Derechos de los Animales, aprobada por la UNESCO y firmada por centenas de países en Bruselas, el 27 de enero, 1979. Una de las características más comunes entre los ranchos exitosos, desde el punto de vista técnico y económico, es el abastecimiento de agua, con todas sus variantes adecuadamente contempladas.

Nunca he visto un rancho con problemas de abastecimiento de agua, que tenga buenos resultados técnicos.

 

 

 

Referencias:

 

Benedetti, E. 1986. Ingestão e gasto de energía no manejo do gado leiteiro. Tesis Maestría en Zootecnia. Belo Horizonte, Brasil, Escuela de Veterinaria de la UFMG. 72 p.

 

Lebrón, G. 2006. Ganadería racional: producir sin destruir. Asunción, Inter-continental. 82 p.

Sorio, H. 2009. Pastoreo Voisin: teorías– prácticas – vivencias. 2.ed. Brasil, Pas-so Fundo, Méritos. 272 p.

Teixeira, J.C. 2001. Nutrição dos ruminantes. Brasil, Lavras, Faepe. 182 p.

Voisin, A. 1967. Productividad de la hierba. Madrid, Tecnos. 452 p.